BIENVENIDO

Si es la primera vez que accedes al blog o quieres seguirlo desde el inicio quizás te interese acceder a su artículo de Presentación

jueves, 20 de septiembre de 2012

Resumen de la 4ª entrega de la Teoría social


BIPOLARIDAD POLÍTICA

En los capítulos precedentes de la teoría social hemos hablado de la bipolaridad económica como de algo (una desigualdad) inherente a nuestra realidad social y económica y, más allá de esto, como de un principio que la gobierna. El principio de bipolaridad, en realidad, subyace en todas nuestras relaciones y en todos los sistemas, sociales y físicos. Es por esto que, antes de seguir nuestro desarrollo y ahondar en la importancia de este comportamiento en los sistemas económicos, tenemos que extender el concepto a dichos sistemas sociales, y mostrar de qué modo esta bipolaridad, la bipolaridad política, es el motor de toda transformación social y antes de eso personal.
En efecto, estamos obligados a mostrar de qué modo el psicologismo resulta ser el fundamento de toda relación política (entre dos), dando lugar a toda una serie de encuentros y desencuentros, y de qué manera se pone y se ha puesto de manifiesto socialmente entre grupos o estamentos dando lugar a la lucha de clases.
Lo segundo es reflejo o extrapolación de lo primero, ahí su importancia, pero lo primero, además, está en la base de la educación, en lo que somos como individuos, en nuestra respuesta ante las cosas de la vida, etc. y se ve afectado enormemente por lo segundo. Existe de hecho una relación directa (implicación y complicación) entre los aspectos psicológicos y los sociológicos, y existe la posibilidad de establecer en un caso y otro formas de funcionamiento higiénicas y eficientes mediante la supresión de resistencias innecesarias, que es, en definitiva, la metodología aplicable a todos los sistemas (económicos y políticos) para alcanzar un perfecto funcionamiento, y la esencia de nuestro modelo.
Estas cuestiones las abordaremos y desarrollaremos más tarde, centrándonos aquí en la presentación (El hombre bipolar), y en los aspectos meramente sociales de la bipolaridad política y en cómo —de acuerdo con Marx— transforma a las sociedades mediante la transformación de las relaciones de producción (Bipolaridad del poder político). Posteriormente, hecho este análisis, estaremos en condiciones de establecer con precisión nuestro momento o altura social, esto es, en qué punto de las relaciones políticas y evolución social estamos, en función de las perspectivas de crecimiento económico y de las posibilidades del sistema vigente, lo que nos permitirá, conforme al esquema trazado sobre el efecto transistor, determinar las limitaciones del sistema y las condiciones para vencerlas o superarlas.

1. El hombre bipolar (4ª entrega)


En la 4ª entrega de la Teoría social se muestra de qué manera la bipolaridad está en la base de todas las cosas y el efecto transistor en la base cualesquiera dos cosas con una diferencia de potencial (desigualdad) afectada por un polo intermedio. La bipolaridad se pone de manifiesto de forma muy particular en cualquier relación entre individuos en tanto que nos comportamos unos frente a otros como polos, esto es, como elementos aislados que se pueden poner en comunicación estableciendo flujos entre ellos. Esta relación (de orden-1) puede evolucionar hacia el acercamiento de los polos (convergencia) y desde cierta convergencia hacia el alejamiento, hasta alcanzar cualquier estado de la curva característica. Unas más saludables que otras.[SIGUE]

No hay comentarios: