BIENVENIDO

Si es la primera vez que accedes al blog o quieres seguirlo desde el inicio quizás te interese acceder a su artículo de Presentación

viernes, 7 de junio de 2013

Resumen de la 14ª entrega de la Teoría social


Principios de verdad – Teoría social (y 5)

Los principios de verdad se constituyen en los verdaderos elementos de higiene política del sistema, esto es, en el conjunto de elementos necesarios y específicos diseñados para combatir y eliminar la arbitrariedad y el juicio embustero tan propio de la clase política y, más allá de ésta y de esto, la forma adulterada de concebir  los asuntos del conjunto de la sociedad.
Esta sociedad necesita certeza, trasparencia, y para ello una fórmula clara de determinación. No tiene justificación que utilicemos todos nuestros recursos para progresar en el conocimiento y que sin embargo la sociedad, su devenir y sus precursores, no hagan este uso y no tengan un esquema mínimo de trabajo y que por tal circunstancia estemos expuestos a la ignorancia, la aventura, el capricho o la maldad.
Los principios de verdad pretenden ser “las reglas para la dirección de la mente” en la razón social, o posibilidad de alcanzar un conocimiento social verdadero sistemático y libre de todo prejuicio, tal como se pretendiera en la Mathesis Universalis.
Nosotros vamos a debatir —apoyándonos en la estructura que realizó Kant— acerca de los juicios ciertos en el discurso, y de forma particular en la vida pública. Kant se preguntó sobre la posibilidad de que existieran juicios universales y que aportaran conocimiento en la metafísica (y cómo se daban éstos en la matemática y en la física) y nosotros vamos a preguntarnos sobre la existencia de los mismos en sociedad y, en consecuencia, sobre la posibilidad de alcanzar un metaconocimiento.
Posteriormente estableceremos esta posibilidad a partir de un esquema de funcionamiento (al igual que Kant hiciera con sus juicios) basado en una especie de categorías y conceptos a los que denominamos metacategorías, tanto individuales como universales, dando lugar las primeras a los juicios del alma (principios) en tanto que las últimas nos proporcionarán los mecanismos de síntesis de la verdad social (principios de verdad) y, lo que es más importante, de la jerarquización de las diferentes verdades sociales alcanzadas.
Finalmente estableceremos la conexión lógica entre estos principios, como elementos de bipolarización social, su aplicación al efecto transistor y la repercusión social, esto es las consecuencias de una mayor o menor polarización social como consecuencia de la existencia de principios de verdad más o menos definidos, el establecimiento de las diferentes concepciones sociales, soluciones o formas de determinarse socialmente, así como la repercusión en la vida familiar y en la educación.

1-Principios de verdad (14ª entrega)

Todo lo que se establece como conocimiento claro, como la matemática y la física, se basa en unos pocos elementos o esquema de trabajo, llámense axiomas o leyes. De otra parte, podemos decir que reducimos a juicios todas las acciones del entendimiento y que la física y la matemática son lo que son porque esos juicios son universales y sintéticos (aportan conocimiento). La pregunta que nos hacemos es si este tipo de juicios puede ser la base del discurso político y social, y cómo. Antes de nada, hay que decir que sin necesidad de sofisticar los recursos, simplemente haciendo uso de los datos, del conocimiento de la ciencia y de la dialéctica, esta sociedad ya se libraría de buena parte de todo el engaño y contaminación, que luego da lugar o es fuente de otro tipo de excesos y corrupciones. Luego vendría la posibilidad de diseñar el citado esquema o un plan que nos proporcione unas capacidades más allá de las obvias, es decir, de otorgar al desarrollo social una metodología clara propias de la ciencia que, dicho sea de paso, hoy por hoy no tiene ni siquiera el armazón económico (la economía como tal, y sus posibilidades de análisis y previsión) que sustenta dicho desarrollo.SIGUE