BIENVENIDO

Si es la primera vez que accedes al blog o quieres seguirlo desde el inicio quizás te interese acceder a su artículo de Presentación

miércoles, 17 de julio de 2013

Resumen de la 15ª entrega de la Teoría social

En la matemática tenemos el aporte del espacio y el tiempo para alcanzar nuestro conocimiento, en la física tenemos las categorías para el mismo fin. Ambos  se comportan como principios. En la metafísica también disponemos de principios (ser, mundo, dios) pero resultan ser trascendente y por tanto inútiles como esquema del conocimiento. Debido a esto necesitamos y tenemos otros principios no trascendentes para los juicios humanísticos y para una forma de metaconocimiento. De forma análoga podemos decir que en correspondencia a las categorías tenemos un repertorio de metacategorías o conceptos puros del metaconocimiento. Estas metcategorías definen como síntesis otro tipo de principios.
Las metacategorías están en contacto con el mundo por lo que se ven alteradas y redefinen constantemente a los principios, los principios no sólo dependen de las metacategorias (lo que soy) sino lo que quiero llegar a ser por lo que alteran y condicionan a éstas. Es decir, existe una constante contradicción entre los principios y las metacategorías y entre éstas y el mundo, sobre el que podemos definir unas metacategorías universales o forma de entenderse el mundo a sí mismo.
Para las metacategorías universales no existen principios universales (o verdad reconocida) porque no hay un sentido interno capaz de realizar la síntesis, pero sí podemos asociarles unos principios de verdad: no es verdad reconocida pero casi, no son principios pero son principios potenciales. El principio de verdad se compone por ese conjunto de cosas que la sociedad quiere que sea de una determinada forma. Ser de una determinada forma implica un conjunto de deberes y consecuentemente a una jerarquía entre los mismos, lo que implica establecer una jerarquía natural entre los diferentes principios de verdad que fundamentan esos deberes.
La edificación social de las sociedades sobre unos principios de verdad o sobre otros que no lo son (pseudoprincipios) y la diferentes jerarquías (la natural y otras) da lugar a los diferentes tipos de sociedades.[SIGUE]
                                                                                                              anterior